¿Está mi empresa comprometida con la responsabilidad social corporativa (RSC)?

A continuación podrás informarte sobre si tu empresa se compromete con la responsabilidad social corporativa así como saber de que se trata y lo que comprende.

¿Qué es la responsabilidad social corporativa o RSC?

La Responsabilidad Social Corporativa o RSC es una forma de actuación de una empresa, basada principalmente en el posible impacto que sus actividades puedan tener en su entorno inmediato (clientes y empleados) y el entorno (sociedad y entorno) que le rodea. Es evidente que la definición de responsabilidad social corporativa puede variar en función de la aplicación, a ninguno les pueden faltar algunos conceptos o elementos básicos, debiendo tenerse siempre presente.

Principios que rigen la RSC

  • El compromiso de la empresa: transmitir esta visión a la sociedad a través de sus actividades.
  • Comportamiento ético: Superar las expectativas de la actividad empresarial mediante prácticas empresariales que se consideren aceptables desde una perspectiva social.
  • Adaptabilidad: la responsabilidad social corporativa variará según sus objetivos y el entorno de aplicación para garantizar que todo tipo de personas tengan la mayor accesibilidad posible.
  • Desempeño ambiental: Debido a que no existe un ambiente favorable, ninguna sociedad puede llevar un buen nivel de vida en términos de bienestar.

Todo esto cobra sentido en el momento en que nos damos cuenta de que el concepto de responsabilidad social corporativa o RSC aparece en un mundo más abierto, gracias a la globalización, porque es importante que si queremos abrirnos al mundo, lo hagamos en de manera responsable y respetuosa.

¿Por qué implantar un plan de responsabilidad social corporativa en mi empresa?

Implantar un plan de responsabilidad social corporativa a tu empresa conlleva una serie de beneficios que debes de conocer.

  1. Mejora favorable de la productividad de los trabajadores, mediante el acceso a servicios que se encarguen del cuidado de sus hijos, por ejemplo.
  2. Ofrecer una satisfacción asegurada por parte de los clientes. Esto puede abarcar desde una fuerte política de protección de datos hasta la rectitud en la creación de los productos o servicios que se proporcionan a los clientes.
  3. Abaratar costes, tales como el de alquiler (gracias a los horarios flexibles), los costes por bajas médicas (gracias a políticas que aseguren el bienestar de los trabajadores), etc.
  4. Mejora en la reputación y la imagen de dicha empresa. Esto va ligado al hecho de que esta se encuentre comprometida con los valores primordiales tanto en beneficio de la sociedad, como del medio ambiente harán que la impresión que se tenga sobre ella sea mucho más positiva.
  5. Contribución a la disminución de la pobreza y el fomento del desarrollo, lo que a su vez supone un buen soporte de los derechos humanos y fundamentales.

Empresas que ya están comprometidas con la responasbilidad Social Corporativa

TELEPIZZA: a través del proyecto Cajas Solidarias, pone su packaging a disposición de diferentes fundaciones u ONG con distintos propósitos y contribuye así a causas sociales como aportar visibilizad a las enfermedades raras, ayudar a la lucha contra el hambre en el mundo, defender los derechos de la infancia o colaborar activamente en la inserción de personas con discapacidad, etc.

MERCADONA: hablar de Mercadona RSC, o lo que es lo mismo, hablar de la responsabilidad social corporativa Mercadona es profundizar en uno de sus principales puntos fuertes ya que cuenta con una gran influencia de consumo. La clase de artículos con los que se comercializa, de primera necesidad, hacen que, ni siquiera la crisis haya afectado en gran medida a su planteamiento, y precisamente por esta cercanía, su compromiso debe ser mayor y real. En Mercadona RSClos valores de la empresa reflejan la importancia que se da al diálogo, la comunicación y la transparencia.

Además de todo esto, con su declaración de principios se desprende la importancia del cliente, como eje de toda toma de decisiones y grupo de interés más importante.

El trabajo diario es el mejor ejemplo de la puesta en práctica de los principios de Mercadona RSC y se entiende como la única forma de cumplir con el objetivo de satisfacción del consumidor. Para ello, está enfocado hacia:

  • Innovación
  • Oferta
  • Calidad
  • Experiencia

El compromiso con los empleados adquirido a través de su política de Mercadona RSC se hace patente en el objetivo de empleo estable, que refuerzan con planes formativos orientados al desarrollo individual de los miembros de la plantilla. 

En lo que respecta a los proveedores, la meta de la empresa es la sostenibilidad aplicada a toda la cadena agroalimentaria. Para conseguirlo se enfocan en:

-Compra de producto nacional, innovación en la cadena de suministro y transparencia.

IKEA:

Estrategia de sostenibilidad de Ikea:

  • La visión es crear un mejor día a día para la mayoría de las personas
  • La idea de negocio es ofrecer una amplia gama de productos para el hogar, funcionales, de buen diseño y a precios asequibles para la mayoría de las personas
  • Desarrollar su actividad de la forma más eficiente con el mejor impacto ambiental y crear un mejor día a día para las personas que forman parte de IKEA, empleados, proveedores y las comunidades en las que está presenta.

La sostenibilidad es uno de los cuatro pilares de la estrategia del Grupo IKEA hasta el año 2015. Los objetivos que la componen son:

  1. Ofrecer una gama de productos más sostenibles
  2. Liderar el movimiento contra el cambio climático
  3. Convertir los residuos en recursos
  4. Reducir la huella de agua
  5. Avanzar en responsabilidad social

¿Cómo puedo aplicar un plan de RSC en mi empresa?

1. Analizar la situación actual

Hay que saber el escenario en el que se encuentra la empresa y cómo puede impactar de forma positiva a la población. Conocer qué plan tiene implementado la competencia, qué se ha hecho en el pasado y si ha funcionado o no e incluso tener en cuenta algún referente de organización que esté llevando un plan de RSC que sirva como ejemplo.

2. Definir un código de conducta

Toda la organización debe estar de acuerdo en la forma de pensar, además de ser acorde con los valores sobre los que se edifica el negocio, para que sea una filosofía estable y perdure en el tiempo.

3. Identificar los objetivos

Es necesario que haya unos objetivos a corto, a medio y a largo plazo.

Además, todos se tienen que ajustar al código de conducta definido previamente. A la hora de definirlos, hay que tener en cuenta la producción, los valores, el tipo de clientes y el perfil de los trabajadores.

4. Definir el plan de acción

Las acciones pueden ser de dimensión externa o de dimensión interna e incluso es posible compaginarlas para tener una política de RSC más completa.

5. Fijar KPIs medibles

Es prudente medir si el plan se está llevando a cabo de forma correcta, por si hay que tomar otra serie de medidas o acciones distintas.

6. Comunicar

Hay que comunicar interna y externamente para aumentar la reputación de la marca de cara al público y el sentimiento de pertenencia respecto a los trabajadores.

× ¿Necesitas ayuda?