Economía circular y sostenibilidad

    Hasta ahora, nuestros sistemas de producción se basaban en la economía lineal, es decir existían unas primeras etapas en la que tras obtener determinadas primas, estas se iban transformando en diferentes fases de la producción hasta obtener el producto deseado, posteriormente, los productos se comercializaban y tras su uso, simplemente los desechábamos. Está claro que este sistema es bastante poco sostenible, pues de continuar con él, deberíamos de seguir explotando los recursos naturales de manera indefinida con el añadido proporcional en la generación de residuos.

    La economía circular basa su funcionamiento en la jerarquía de  la gestión de residuos y en obtener materias primas “secundarias” a partir de nuestros propios residuos, vayamos por partes. La jerarquización de residuos consiste en primer lugar su prevención (producir el menor número de residuos que sea posible), a continuación en la reutilización (utilizarlos tantas veces nos sea posible, hasta que deje de ser válido y pierda su función, a menudo desechamos productos que podemos seguir utilizando pero nos deshacemos de ellos simplemente porque ya hemos perdido su atractivo) posteriormente el reciclado (consiste en transformar nuevamente nuestros residuos en nuevos productos con diferente utilidad) la siguiente etapa seria su valorización energética o incineración ( los residuos que no pueden ni reutilizarse ni reciclarse pueden ser aprovechados en una nueva etapa de incineración sirviéndose como combustibles para la obtención de energía) y por último lugar su eliminación o vertido, aunque solo debemos llegar a esta fase en el hipotético de no poder  situarnos en etapas previas.

    Dicho de otra manera y en términos económicos podríamos decir, cuanto más residuos generamos, más dinero perdemos. Las practicas insostenibles de algunos fabricantes como es la conocida obsolescencia programada o simplemente nuestros gustos, obsolescencia percibida, nos empujan nuevamente a este sistema lineal. Cada día empezamos a escuchar mas comúnmente los términos sostenibilidad o economía circular y a veces los utilizamos sin saber exactamente bien de lo que estamos hablando, como adelantábamos la economía circular trata de cerrar el círculo de la anterior economía lineal, basándonos en un nuevo punto de vista mucho más sostenible tanto en las fases de extracción de materias primas, producción, distribución, comercialización, uso y disfrute y su posterior eliminación, ahora trataremos de fabricar mejores productos, que duren más tiempo, sean mas duraderos e inocuos para el medio ambiente, utilizando materiales biodegradables o con escaso impacto ambiental, a lo que llamamos ecodiseño, la información al consumidor también es importante, así, los usuarios finales puedan discrepar entre que productos son mas sostenibles y cuáles no, para ello, una de las herramientas más utilizadas es el ecoetiquetado. Si comenzamos a fabricar productos que permitan más fácilmente la reparación o su desmontaje para la reutilización, utilizando materias no toxicas e inocuas para el medio ambiente,  afortunada e inevitablemente estamos minimizando nuestra generación de residuos, abaratamos la obtención de materias primas, reducimos  los costes logísticos y de comercialización y paralelamente hacemos que nuestro los impactos ambientales cada vez sean menores reduciendo nuestra huella ecológica.

    Hasta aquí creo que ya podemos hacernos una buena idea de en qué consiste la economía circular y cómo podemos abordar en primer modo nuestro comportamiento de consumo. La mayoría de de los países ya han abordado estrategias para transformar sus economías en este sentido y si no, están en fase de preparación, la UE ha lanzado un plan de acción con 54 medidas para reorientarnos a este nuevo concepto de economía más saludable para nuestro planeta y en línea con la Estrategia Europea 2020, además muchos de los proyectos seleccionados pueden ser financiados con fondos europeos.

    El equipo de KIWI estudio-medioambiental también quiere ser una agente de este cambio y pone a disposición de nuestros clientes planes y programas flexibles, de economía circular y sostenibilidad que en función de las características de cada sector, les permita alinearse mejor con esta nueva tendencia,  además si se dan las condiciones requeridas gestionamos los fondos de subvención para que el proceso no sea una carga económica y facilitar la transición. Si ya estas convencido o necesitas mas información, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web www.kiwiestudiomedioambiental.es o en nuestro correo electrónico info@kiwiestudiomedioambiental.com, no lo dudes y únete al cambio, te estamos esperando.

 

Carlos Pujante Pérez. CEO-Fundador de KIWI estudio-medioambiental

                671830300 | Info@kiwiestudiomedioambiental.com