Responsabilidades comunes pero diferenciadas

    Todo lo que ocurre en nuestro planeta nos afecta a todos. Los incendios de Australia o los de Brasil están reduciendo nuestra capacidad de adaptación y mitigación, así como, mermando nuestra resiliencia frente los efectos del cambio climático y la perdida de la Biodiversidad. Como sabéis el cambio climático es una realidad según el 5ª informe del IPCC, no tiene ningún otro precedente histórico y además consecuencia directa e inequívoca de la actividad humana. Pues bien, en este ultimo año estamos reduciendo nuestros salvavidas sin ningún tipo de preocupación ni responsabilidad, los bosques y las selvas tropicales son considerados  los pulmones del planeta, en ellos el CO2 es absorbido y se libera O2, este es el mejor método para la descontaminación atmosférica y minimización del efecto invernadero y se les conoce como “sumideros de carbono”. Gobiernos, empresas y consumidores tenemos una misma responsabilidad, detener la crisis ambiental en la que nos encontramos, siendo este, junto con la reducción de la pobreza los dos problemas globales prioritarios que antes debemos abordar. Los gobiernos tienen la responsabilidad de legislar e implantar medidas que corrijan esta situación, los consumidores podemos cambiar nuestros hábitos de consumo hacia otros muchos más sostenibles y las empresas tienen la capacidad de modificar sus métodos de producción por otros mucho mas respetuosos con el medio ambiente.

    Como se puede ver todos los actores tenemos una misma responsabilidad pero nuestra manera de contribuir es bien distinta en cada caso. Como consumidores y miembros de la sociedad, debemos de ser capaces de diferenciar que empresas se comprometen en esta batalla, es fácil solo tenemos que buscar el sello de reconocimiento ambiental. Las mejores empresas entienden que los recursos naturales son limitados y que todas sus actividades tienen un impacto ambiental comprobado, por esa razón implantan sistemas de gestión ambiental que les ayudan a minimizar los efectos adversos producidos, así como el consumo de energía y otros recursos, junto con la consecuente mejora de su conducta ambiental. Esto no solo transforma la imagen de cada una de ellas, si no que también les dota de innumerables ventajas competitivas como la apertura a nuevos mercados, otra clase de relación más beneficiosa con la administración, la minimización en los costes de producción o dejar de ser sancionadas por sus malas practicas.

    Los sistemas de gestión basados en la calidad ambiental, la calidad o la eficiencia energética, como son los sistemas ISO 14001, ISO 9001 o ISO 50001 respectivamente o el propio reglamento EMAS junto con los sistemas de etiquetado ambiental y ecológico, son algunas de las herramientas que permiten a consumidores poder realizar esta diferenciación y  a las empresas alcanzar este mayor grado de compromiso. En KIWI estudio-medioambiental nuestros profesionales están comprometidos con el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, haciendo que la sostenibilidad este al alcance de todos, podemos ayudaros a implantar y gestionar adecuadamente estos sistemas, minimizando vuestra huella ecológica y aportando ese valor añadido con el que en algunos casos hasta ahora no se contaba.

    Podéis contactar siempre que lo necesitéis con nosotros, nuestro equipo os orientara sobre cual es la opción mas ventajosa y beneficiosa en vuestro caso, podéis visitar nuestra web www.kiwiestudiomedioambental.es o mandarnos un mail a Info@kiwiestudiomedioambiental.com y nos pondremos en contacto para asesoraros en este aspecto. No lo dudes y únete al cambio, nuestro planeta lo necesita.

 

Carlos Pujante Pérez. CEO-Fundador de KIWI estudio-medioambiental

                671830300 | Info@kiwiestudiomedioambiental.com