El origen del coronavirus “Covid-19” está en la zoonosis.

¿De dónde viene la Covid-19? ¿Cómo se ha originado? Son algunas de las preguntas que la gran mayoría seguimos haciéndonos en estos días tan extraños. Todavía no existe una respuesta clara para esto, sin embargo, existe un consenso científico en que parece ser se trata de una enfermedad con origen animal, normalmente los coronavirus son un tipo de virus que abunda por lo general en los murciélagos, pero no es capaz directamente de cambiar de especie hospedadora por sí mismo, necesita algún tipo de vector que permita el paso de este mamífero alado a nuestra especie.

 Muchos apuntan al mercado de Wuhan como el lugar idóneo para que si diera este salto, la multitud de especies exóticas que allí se comercializan, como los pangolines, civetas, ardillas, murciélagos o comadrejas y las precarias condiciones higiénico-sanitarias son aspectos fundamentales para que se dé este paso de una especie a otra.

Es cierto que cada pueblo tiene sus costumbres y nadie es quién como para decir si son las correctas o no, puede que aquí no comamos monos, ni zarigüeyas u otras especies silvestres incluso amenazadas, sin embargo, recuerdo el día en que mi madre dió de comer una paella  a unas amigas suecas, la cara que pusieron cuando les dijimos que la carne era de conejo. Nuestra especie se diferencia del resto por su capacidad de razonar, de saber aquello que está bien de aquello que está mal, da saber aquello que es adecuado y aquello  que no lo es, hoy en día existen en nuestros mercados una gran variabilidad de especies consumibles que además se comercializan en las adecuadas condiciones sanitarias, ahora es el momento de volver a plantearnos de que forma hemos establecido cada uno de nosotros nuestras relaciones con el resto de animales pues el conocido “efecto mariposa” ha llegado hasta las puertas de nuestros hogares y nos las ha cerrado de golpe y hasta nuevo aviso.

 Nuestra advertencia es que como no se regule de manera internacional y se prohíba el consumo de especies silvestres y repito muchas de ellas se encuentran en grave peligro de extinción, como es el caso del rinoceronte, donde se pagan verdaderas fortunas por un poco de polvo de su preciado cuerno o los tigres cuyas garras se llevan utilizando en la medicina tradicional china desde hace muchísimos años, seguiremos teniendo el riesgo de exponernos a estas enfermedades y pandemias para las cuales está comprobado tenemos muy pocos recursos con los que luchar, es tanto así, que las principales medidas utilizadas hoy día son las mismas que se utilizaron hace 500 años en los tiempos de la peste negra “el jabón y el distanciamiento social”. Debemos de decir no al comercio de especies silvestres para conservar nuestra salud, nuestras familias, nuestros amigos y nuestros trabajos, preservar nuestra economía y seguir luchando por un desarrollo sostenible.

Resuelve todas tus dudas en nuestra web www.kiwiestudiomedioambiental.es o en nuestro mail info@kiwiestudiomedioambiental.com

 

Carlos Pujante Pérez. CEO-Fundador de KIWI estudio-medioambiental

                671830300 | Info@kiwiestudiomedioambiental.com